Los inversores vuelven a apostar por el ladrillo en España, a pesar de la inestabilidad política

Los inversores vuelven a apostar por el ladrillo en España, a pesar de la inestabilidad política

Las ventas de vivienda crecen durante veinte trimestres consecutivos y los precios suben en las grandes ciudades.

La inestabilidad de los mercado bursátiles, la ausencia de una oferta de inversión atractiva por parte de la banca, y la incertidumbre sobre la recuperación económica mundial, han llevado a muchos inversores a volver a apostar por el ladrillo en España.

Según explican desde la consultora inmobiliaria Knight Frank: “En un momento económico marcado por la volatilidad de los mercados y los tipos de interés negativos, el sector inmobiliario, y en particular el residencial de lujo, se convierte en la elección más segura para el inversor”.

Esta situación es resultado de la recuperación económica del país, pero también de lo atractivo que el sector inmobiliario resulta para los inversores extranjeros. Según Knight Frank, latinoamericanos y europeos están siendo muy activos en sus compras, ya que los precios aún están muy lejos de ciudades como París, Londres o Milán. 

El único inconveniente que tanto la gestora de Deutsche Bank como Knight Frank encuentran es la inestabilidad política. De hecho, la consultora inmobiliaria recuerda que “no se puede obviar la situación de incertidumbre política que España viene viviendo desde hace 10 meses”. Además, asegura que “la actividad en el sector ha sido buena, pero con una estabilidad en el Gobierno, el crecimiento sería exponencial”.

Aumentan las ventas y las hipotecas.

A todos estos datos, que evidencian la buena salud del sector, hay que añadir el fuerte aumento registrado en la compraventa de viviendas: un 15% en el segundo trimestre del año. En total, tal y como se recoge en los datos que el Ministerio de Fomento publicó a finales del pasado mes, se llevaron a cabo 123.159 transacciones, la cifra más alta que se registra en este periodo desde 2010.

imgres

Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.