La situación política, la Ley Hipotecaria y el alquiler turístico marcarán la salud del sector en 2018

La buena marcha del sector inmobiliario español ha quedado demostrada de una manera clara y evidente. Los datos arrojados por las estadísticas en 2017 han seguido siendo fieles a unos porcentajes positivos cada vez más alentadores. Todo parece indicar que precios, compraventas, hipotecas y visados de nueva construcción dibujan un escenario de crecimiento estable a años vista. Sin embargo, el devenir del mercado de la vivienda no está exento de riesgos. Aspectos como la situación política en Cataluña, la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria o la pugna entre el alquiler turístico y el residencial podrían ser condicionantes que jueguen a favor o en contra del equilibrio entre oferta y demanda.

Los precios continúan su evolución ascendente. El Colegio de Registradores ha publicado recientemente su estadística correspondiente al tercer trimestre del año, anunciando que el precio de la vivienda ha experimentado un incremento anual del 6,8%.

En lo que respecta a las compraventas y siguiendo datos downloaddel INE, con la subida del 11% alzada en septiembre, se encadenaron cinco variaciones interanuales positivas, después de que en abril se registrara una caída del -8,6%.

El portavoz de pisos.com asegura que la clave en 2018 será la aprobación de la nueva Ley Hipotecaria. “La normativa será un verdadero punto de inflexión para el sistema financiero, dado que su articulado introduce medidas que redundarán en una mayor seguridad y transparencia”, comenta Font.

El experto aplaude la decisión del Gobierno de proteger a los consumidores, y espera que con esta ley “se alivie el colapso judicial producido por la avalancha de reclamaciones relativas a cláusulas suelo, gastos de constitución o hipotecas multidivisa”.

http://www.inmodiario.com           en

http://www.inmodiario.com/170/25622/situacion-politica-ley-hipotecaria-alquiler-turistico-marcaran-salud-sector.html

Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.