Algunas empresas obligan a sus empleados a divertirse

Participación en la “diversión obligatoria”. Así se llaman las actividades en las cuales Madison Dreiger tuvo que enfrentarse cuando entró a trabajar en una empresa de ingeniería civil en Estados Unidos.

Con el objetivo de que sus empleados se diviertan para aumentar la productividad de los mismos en el trabajo, la compañía en la que entró a trabajar Madison Dreiger obligaba a sus empleados a participar en actividades muy diversas: desde competiciones de hula hoop, a realizar cursos sobre cómo hacer trenzas para el cabello o realizar carreras llevando un huevo sobre una cucharilla.

Se trata de actividades que poco a nada tienen que ver con el trabajo, pero que la empresa promociona para que sus empleados se diviertan. Dreiger, tal y como recoge la BBC, todavía no se siente cómodo con esta situación, aunque reconoce que este tipo de acciones le han ayudado a crear lazos con sus compañeros de trabajo y con los altos cargos de la empresa.

“Todos somos iguales cuando estamos en estos eventos fuera del trabajo cotidiano”, explica el empleado. Estas actividades se realizan todos los jueves en horas de trabajo, en la sede de otra empresa, Osborn Consulting. Este concepto de diversión encaja dentro de las estrategias de la compañía para fortalecer el trabajo en equipo, pues alejarse del estrés continuo del trabajo puede implicar que los trabajadores se conozcan y se relacionen mejor.

Este tipo de actividades no son nuevas en las organizaciones, aunque se están reinventando para obtener un enfoque más estratégico. “En compañías grandes, el gerente general puede estar en la oficina de París, mientras que algunos equipos de trabajo operan en otros países”, indica Kaplan. Por eso es tan importante contar con vincular personales fuertes y estables entre los empleados.

ludico897

Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.